buscar

MUSICA Y CANT PAGÈS


IMPORTANT INFORMATION

La cultura popular ibicenca es rica por su música y sus sonidos. El aislamiento sufrido durante siglos ha conservado las formas originales de muchos sonidos y melodías que han llegado a nuestros días más vivos que nunca

La música popular y tradicional de las Pitiüses está enraizada en antiguas culturas y tradiciones puramente mediterráneas que llegaron desde la antigüedad y se afincaron en las islas a través de los fenicios, cartagineses, griegos, romanos, vándalos, árabes y catalanes. En la música, las canciones y en los instrumentos siempre se encuentran referentes de varias de estas culturas, aunque los últimos colonizadores -árabes y catalanes- son las huellas culturales que más marcan el panorama actual. Estas manifestaciones populares se transmiten de generación en generación por vía oral -la gente no sabía leer ni escribir-, por lo que muchas canciones y melodías antiguas se han perdido. Una de las manifestaciones musicales más características del Mediterráneo queda representada por el canto. Identidades y tradiciones se organizan en torno a la voz, para dar a conocer la fuerza de la letra y el poder vocal. Cantos vinculados al ámbito religioso, fiestas populares, costumbres, rituales o momentos de trabajo forman parte de diversos destinos. Ibiza no es una excepción. Y es que en la Isla Blanca, los cantos tradicionales toman una dimensión especial: el ritmo, el acompañamiento musical, el fraseo, la respiración, la corporalidad y el virtuosismo de la voz son claves para entender estas voces ibicencas. Así pues, más allá de los bailes y los vestidos tradicionales, la cultura popular ibicenca es rica por su música y sus sonidos. El aislamiento sufrido durante siglos ha conservado las formas originales de muchos sonidos y melodías que han llegado a nuestros días más vivos que nunca. Aquí algunos ejemplos. Cant redoblat (canto redoblado). También conocido como porfedi, esta manifestación sonora es propia de la música de raíz de las Islas Baleares. El cant redoblat es una manera de cantar basada en realizar oscilaciones de la voz al final de cada frase o en la mayoría de frases. Este vibrato, para nada discreto y de origen laríngico, es un sello de ornamentación del canto tradicional ibicenco. Se produce cuando el cantador se para al final del verso y elabora esta vibración especial, el redoblat, que enfatiza el texto que se canta. Este es, sin duda, un síntoma de virtuosismo vocal que no deja indiferente a nadie. Además, el cantador va acompañado de un tambor que marca el ritmo vocal. Además, la naturalidad y el carácter libre e improvisado de los versos es la clave en la estética de este canto. Con todo, el cant redoblat es muy arcaico, posiblemente de origen magrebí e introducido en las Pitiüses por los árabes. Tiene su máxima expresión en lo que se conoce como las Caramelles, que es el canto religioso de Navidad en honor a la Madre de Dios. Cançó glosada (canción glosada). La glosa es una composición popular, oral y rimada típica de las Islas Baleares, que suele improvisarse en el momento en el que se proclama. Sus orígenes en la sociedad balear, rural y analfabeta, del siglo XIX, en la que la figura del glosador fue famosa. De hecho, algunos de ellos se profesionalizaban y viajaban de pueblo en pueblo poniendo a prueba sus capacidades ante los retos del público, o ante otros glosadores en los llamados “combats de gloses” (combate de glosas). Respecto a la temática, es amplia y variada. Hay canciones para todos los momentos de la vida: infantiles, amorosas, de crítica social, religiosas, escatológicas, divertidas, festivas... Romanços i cançons (Romances y canciones). El romanç (romance) es un tipo de canción glosada que se inspira en la poesia y en las canciones que iniciaron los trovadors catalanes en el siglo XII. En el romançer eivissenc se encuentran romances de origen castellano, catalan, de los Pirineos y propios de Ibiza, como el titulado Ses germanes captives. Lo cierto es que los romances muestran el pensamiento y sentimiento de la gente, y sean experiencias individuales -un pastor con una xeremia- o colectivas -en las tradicionales matanzas-, donde tiene una función social y comunitaria.