search

GUÍA DE SANT ANTONI


IMPORTANT INFORMATION

El puerto de Sant Antoni es una de las zonas turísticas más conocidas del Mediterráneo, y la más visitada de Ibiza

Sant Antoni posee dos grandes tesoros: sus impresionantes puestas de Sol desde Ses Variades y la belleza de sus almendros en flor. Es curioso como la vida nocturna y los atarcederes de Sant Antoni son conocidos por todo el globo, mientras la esencia rural de este bonito municipio es desconocida para muchos de sus visitantes. Aunque no es de extrañar: el puerto de Sant Antoni es una de las zonas turísticas más conocidas del Mediterráneo, y la más visitada de Ibiza. Situado a tan sólo 20 minutos en coche del aeropuerto, uno de sus mayores atractivos es su impresionante bahía, desde la que contemplar las mejores puestas de Sol de la isla inmersos en un ambiente festivo y colorido, con el islote de Sa Conillera como telón de fondo.

PASEO MARÍTIMO SES FONTS
El paseo Marítimo de Sant Antoni es uno de los reclamos de este municipio, en los que los preciosos palmerales y la colección de lanchas, yates y barquitos de vela son la estampa perfecta del verano. De hecho, el de Sant Antoni es el puerto natural más grande de Ibiza, motivo por el que los romanos bautizaron este puerto como “Portus Magnus”. Alrededor del puerto deportivo, un laberinto de calles se postra ante los pies del visitante, quien puede perderse por las tiendas, servicios y bares del lugar. En las noches de verano, la afluencia de público es masiva, especialmente en la zona del West End.

BAHÍA
La espléndida bahía de Sant Antoni, cerca del núcleo urbano, es el centro de la vida del pueblo. La zona está plagada de tiendas, restaurante y todo tipo de servicios, incluyendo barcos que conectan Sant Antoni con otros puntos de la isla, diversas calas -Cala Tarida, Cala Bassa, Platges de Compte o Cala Gració-, el puerto deportivo, el muelle de pesca o el club náutico. Desde el paseo marítimo de Ses Fonts, el laberinto de callejuelas invita a perderse y descubrir centenares de tiendas y todo tipo de negocios, entre los cuales se pueden encontrar productos de moda ibicencos o típicos de la isla (embutidos, licores, ropa, moda adlib, gastronomía, artsanía, joyas, etc.). Además, el centro urbano ofrece un recorrido hasta las afueras de Sant Antoni, para llegar a Ses Variades.
PUESA DE SOL DESDE SES VARIADES
Cada día de verano, miles de personas se acercan a la costa de Ses Variades para ver la impresionante puesta de Sol. Los bares de la zona son el acompañamiento ideal, ofreciendo cocktails y música chill-out en directo. Los clásicos, como el Café del Mar, el Mambo, el Kumharas o el Savannah, y los menos conocidos, como el Mint, el Shushi Mambo o el Kanya, ofrecen un auténtico espectáculo para los sentidos. La costa en esta parte del pueblo se llama Calo d'es Moro y son solamente 10 minutos andando desde el centro. ¡Para reservar su alojamiento cerca de los bares de la puesta de Sol hay que ser previsor!
DE NOCHE
Tras inmortalizar la mejor puesta de Sol de la isla, la gente se concentra en el animado West End de Sant Antoni, un sinfín de bares y pequeñas discotecas que se entremezclan y configuran la zona turística más discotequera de la isla. Ahí se encuentran también dos de las mayores discotecas de Ibiza, Es Paradís y Edén, en las que poder bailar los mejores sonidos electro, house y technos de la mano de los mejores DJs del mundo para vivir la que será, sin duda, una de las mejores noches del verano.

ESCAPADA AL INTERIOR
Vale la pena ir más allá del casco urbano de Sant Antoni y perderse por los pueblecitos que lo rodean: Sant Rafael, Santa Agnès, Sant Mateu o Buscatell son sólo algunas sugerencias. El pueblecito de Santa Agnès, por ejemplo, es la excusa ideal para perderse por el Pla de Corona, plagado de almendros que en febrero florecen y tiñen de blanco los campos. Una visita a la misteriosa fortaleza de Ses Torres d'en Lluc, un asentamiento prehistórico ideal para aquellos aficionados a los misterios arqueológicos, amantes de los paisajes más insólitos de la isla.